• GFS' Consulting Group

¿Por qué es tan importante que mi empresa tenga un Propósito?

Empresas con Propósito. Clave del éxito empresarial.


La tendencia de empresa con propósito viene cobrando cada vez más relevancia en las estrategias empresariales. ¿Es una moda o existe un impacto en la cuenta de resultados?


Por desgracia, en las compañías tradicionales la visión dominante es la “doctrina Friedman”, enunciada en la década de los 70 por éste economista norteamericano: “El único propósito social de las empresas es aumentar sus beneficios”.


Muchas organizaciones siguen sin tener las ideas claras acerca de su propósito. Cuando les pregunto a sus CEO, ¿por qué existe tu organización? siempre responden con una sonrisa: 'para ganar dinero'. El dinero es esencial, pero ganar dinero no es un propósito.


Antes de nada, para una empresa ¿entendemos lo que significa el Propósito? Debemos entender que no es tan solo la misión, la visión o los valores, es dar un paso más y pensar: ¿a nivel global que aporta mi empresa?


Por suerte, parece que los líderes empresariales ya están convencidos de que el propósito ha llegado para quedarse. Algunas de las empresas con las que colaboramos ya lo tienen claro y entienden sus compañías como un proyecto de transformación social pero el propósito, además, es su inspiración para definir su estrategia empresarial.

Estas empresas son claramente proactivas, no solo quieren reaccionar sino que también quieren dar forma al futuro: tienen un MTP, ¡un propósito transformador masivo!


Según un informe ‘elaborado por Pacto Mundial entre más de 1.000 directivos de empresas de 100 países y 25 sectores industriales diferentes: “el 70 % de los directores ejecutivos cree que demostrar un Propósito con compromiso social de su empresa es un factor diferencial ante la competencia”.


Desde hace años, en el campo del marketing se venía barajando la teoría de que cada vez más los consumidores tomarán sus decisiones de compra o lugar donde quieren trabajar basándose en la identificación de sus valores sociales con los de la empresa.


Pero, ¿cómo afecta esto al resto de mi empresa? El propósito debe ser conocido y compartido por los distintos stakeholders, en especial, los empleados, que son quienes además de conseguir que la empresa logre sus objetivos de negocio, asegurarán que alcance las metas intangibles que se propone. Nuestros trabajadores, en particular los millennials, ponen mucho énfasis en encontrar un trabajo que les haga sentirse plenos como personas. Quieren un trabajo que les permita la oportunidad de hacer amigos, aprender nuevas habilidades y conectar con un propósito. Según estudios de la Universidad de Harvard, este sentido de propósito es el factor clave en su satisfacción con el trabajo. Los millennials son la generación más concienciada socialmente desde los años 60.



Trabajar desde el propósito da entidad y personalidad a la empresa, es decir, se le hace diferencial e identificable, tanto para los clientes como para los propios empleados. Y este es el punto esencial: la organización depende de su gente, de su motivación e implicación en los proyectos. De que sientan que lo que hacen tiene valor y contribuye a una causa común.


En Estados Unidos, aunque pienso que es extrapolable a la mayoría de los países, el 80% de trabajadores dice NO disfrutar de su empleo.


Si un trabajador NO es feliz, ¿puede ser productivo? Sabemos que aquellos trabajadores que disfrutan son capaces de aportar nuevas ideas, de innovar, de atender con detalle al cliente, así como favorecer a climas de trabajo agradables, pero solo representan el 20% del total ¿creemos que es suficiente?

Crear un propósito que sea transformador y de ámbito masivo.


Viktor Frankl, neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco. Sobrevivió a Auschwitz y Dachau, afirmaba que nuestro impulso principal en la vida no es el placer, como sostuvo Freud, sino el descubrimiento y la búsqueda de lo que personalmente encontramos significativo.


Una razón para existir es importante para todas las personas, también una razón para existir es importante para las organizaciones. Todas las organizaciones exponenciales tienen esto en común: adoptan un propósito de transformación masiva (MTP).


Cuanto antes nos organizamos en torno a un propósito, más duro trabajaremos todos, más dedicados seremos, más rápido podremos resolver grandes problemas, y quizás lo más importante, más satisfechos nos sentiremos con el trabajo que hacemos".


Ahí va el nuestro:


¿Por dónde empiezo?


En primer lugar, el Propósito de la compañía debe estar desarrollado por los socios fundadores, obviamente en muchas ocasiones estos fundadores ya no están ni siquiera vivos. En éste caso, la Alta Dirección tiene la responsabilidad de bucear en la historia de la Compañía para ver nexos en común en las decisiones tomadas en la historia de la empresa que puedan ir definiendo dicho Propósito.

  • ¿Cuál fue el propósito original de la empresa?

  • ¿Qué era importante al principio?

  • ¿En qué creían los fundadores?

  • ¿Qué contribución quisieron hacer al bien común?

  • ¿Cuál es la gran visión: nuestro MTP?


Los valores pueden cambiar a lo largo del tiempo, pero esto no sucede con el Propósito. Aunque no se haya escrito aún, cada Compañía tiene una inercia de actuación que nos va indicando el Propósito.


Como medida previa cada uno de los integrantes de este equipo debe trabajar de manera independiente sobre su Propósito individual.


Hazte la pregunta: ¿para quién quiero crear un impacto positivo y duradero?


Debes trabajar sobre tus valores actuales y tus anhelos, revisa tu vida pasada y repasa esas emociones que sentiste ante determinadas situaciones (positivas y negativas), tras ello debes definir el reto que quieres conseguir y por último marcarte ese objetivo como tu Estrella Polar, esa luz que te guía y hace que te levantes cada mañana con energía renovada.


Al final de tu vida, si hubieras provocado un impacto, aunque fuera pequeño en esta área, ¿crees que estarías orgulloso?


Hay un secreto para motivar a las personas y los equipos a hacer grandes cosas: Tener un propósito.




Entradas recientes

Solicita más información

Cuéntanos cuál es el reto, tenemos una solución para tu organización.

Contáctanos

Teléfono

902-120-567

Ubicación

Paseo de la Castellana, 141 

28046 - Madrid

RRSS

f.png
instagram.png
t.png
i.png

I

I

I

© 2020 por GFS' Consulting Group