• GFS' Consulting Group

¿Por qué algunas compañías se plantean retirarse del teletrabajo? ¿No era tan beneficioso?

"El Talento gana partidos, pero el trabajo en equipo gana campeonatos"

Michael Jordan


Los equipos de alto rendimiento necesitan comprender con claridad los roles, las sinergias y el trabajo en equipo.


Hay muchas maneras de desglosar esta famosa cita, pero comenzaremos explorando el concepto de equipos virtuales, ya que, en esta época, es lo que está en boga.


Sólo hay que ver éste gráfico:

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, lo que hemos pasado debido a la pandemia ha sido trabajo en confinamiento, que no es exactamente Teletrabajo.


Ha sido pasar de trabajar en presencial con mis compañeros a estar el día siguiente trabajando en la cocina de casa rodeado de niños y un perro.


Entonces, ¿merece la pena seguir trabajando de manera virtual?


Cuando hablo con los responsables de éstas empresas, entre los problemas del teletrabajo comentan la falta de compromiso de algunos, la falta de aptitudes y actitudes de otros, el pensar que se está de vacaciones… son algunos de los comentarios recibidos.


Bueno, no decimos ni que sea así ni que sea lo contrario. Tan sólo vamos a analizar la situación ¿Conozco la efectividad de mis equipos? ¿Están alineados los intereses del equipo con los intereses del líder? Aquí tienes una herramienta para conocerlo.



Ya han pasado los momentos críticos en los que todos tuvimos que recluirnos y hay que pensar cómo retomar la situación, pero ahora de una manera profesional y programada.


Está claro que el Teletrabajo, bien organizado, provee de una serie de beneficios.


Para el individuo, incluye cosas como el ahorro de costos (combustible, comer fuera, ropa de oficina), ahorro de tiempo (el teletrabajador promedio ahorra aproximadamente 5 horas por semana al no tener que ir y venir de la oficina), mayor compromiso y satisfacción e incluso mejoró la salud física derivada de más ejercicio, mejor sueño y comidas más saludables. Pero no solo los teletrabajadores se benefician de estos acuerdos.

Las empresas que han sabido ofrecer programas de teletrabajo bien estructurados nombran también importantes ahorros de costos, mayor productividad/eficiencia debido a menos distracciones en el lugar de trabajo y la capacidad de atraer al mejor talento porque la geografía ya no es una barrera.


Entonces, ¿por qué algunas compañías, tras el COVID-19, se plantean volver al trabajo presencial si hay tantos beneficios?



Parte de los motivos de que muchos programas de teletrabajo no han funcionado bien son los comentados anteriormente, pero ¿qué hay detrás de todo eso? La respuesta es simple: algunas empresas no reconocen que existen diferencias significativas entre los equipos virtuales y los equipos presenciales.


Las oportunidades para el intercambio de conocimiento son diferentes, al igual que el tipo de comunicación y el contenido de las interacciones.


Por lo tanto, un aspecto crítico de la optimización del rendimiento de un equipo virtual se reduce al reconocer estas diferencias clave y comprender las estrategias para administrarlas.


Cuando se habla de Teletrabajo, las estrategias que implantamos en las empresas se pueden agrupar en cinco áreas generales:



Dada la urgencia de la situación que sobrevino en marzo, las empresas, que no conocían bien el teletrabajo, optaron por mejorar sólo dos aspectos de la ecuación, aquellas más rápidas y aparentemente más obvias: comunicación y tecnología.


Se centraron en no fallar en la comunicación empleado-empresa, en la comunicación empleado-empleado y para ello recurrieron a soportes tecnológicos.


De acuerdo, es importante hacer un uso efectivo de las tecnologías disponibles, pero no caigamos en el error de pensar que con eso ya está solucionado el problema, depender demasiado de la tecnología puede hasta ser un error, se debe intentar utilizar la menor cantidad de tecnología, tan sólo la necesaria para satisfacer sus necesidades.


Ahora que ya hemos probado de todo, hay que tomarse un tiempo para filtrar dentro de la variedad de herramientas innovadoras que existen, cuál de verdad satisface mejor las necesidades de tu equipo (por ejemplo, programación de calendario y eventos, almacenamiento en la nube, colaboración, visualización de datos, flujo de trabajo, herramientas de encuestas/formularios, reuniones virtuales).



Análisis crítico: cambio de cultura.


Debemos cultivar una cultura que apoye el teletrabajo, debe centrarse en la confianza, el aprecio, la empatía y la relación. Construir una cultura de confianza es realmente importante, como Directivos, debemos modelizar los comportamientos que buscamos en nuestros equipos. La confianza se construye demostrando un aprecio oportuno, una empatía genuina y un nivel apropiado de vulnerabilidad, que puede ser más difícil de lograr y llevar más tiempo en un entorno de equipo virtual.


Bueno, ahora “empecemos por el principio” hablemos de procesos.


La alta dirección debe enfocarse en estudiar cómo el teletrabajo puede mejorar la vida del empleado y generar beneficios para la empresa a través de una mejor experiencia de cliente.


Primera cuestión ¿entiendo que el teletrabajo no en todos los casos significa estar el 100% del tiempo en virtual? Según las circunstancias de cada empresa y puesto de trabajo puede combinarse con la actividad presencial.



Procesos claros de equipo.



Cuanto antes empecemos mejor le irá a mi compañía, el éxito en los procesos depende de mi implicación. ¡Ponte a ello!


Realiza nuestro test de Efectividad de Equipos:



Si te surgen dudas, solicita nuestra auditoría inicial gratuita y las solventamos:



Entradas recientes

Solicita más información

Cuéntanos cuál es el reto, tenemos una solución para tu organización.

RRSS

I

I

© 2020 por GFS' Consulting Group

I

i.png
t.png
instagram.png

Teléfono

902-120-567

f.png