• GFS' Consulting Group

Cómo ser más productivo en el Teletrabajo

Han pasado ya varias semanas desde que comenzó el confinamiento por el COVID-19 y es posible que con el paso de los días hayas ido descuidando algunos factores que influyen en tu productividad. Seguro que algún día has trabajado en pijama, o eres de esos que se ponen ropa "de calle" de cintura para arriba para las videollamadas.


Nuestras rutinas diarias cambiaron de la noche a la mañana desde que se inició el estado de alarma en el que nos encontramos y es muy importante seguir algunos tips que nos ayudarán a ser más productivos en nuestro trabajo.



Vístete para el trabajo.


Sí, trabajar desde casa en pijama puede ser algo realmente genial, pero sólo por un tiempo y sólo durante los primeros días. Con el tiempo, te darás cuenta de que este es un mal hábito y no te ayudará a distinguir entre el trabajo y la vida privada. Al ducharse y vestirse con ropa normal para el trabajo, creará el ambiente para un día de trabajo y probablemente será más productivo.


Establecer un horario de trabajo.


Si no estableces un horario, esto conducirá a la procrastinación, esto es peor de lo que piensas. Establecer tu propio horario de trabajo te ayudará a mantener la concentración y ser más productivo. Si trabajas para una empresa, será excelente para que coincidan vuestros horarios, a fin de disfrutar de una mejor coordinación. Esto no significa que no puedas cambiar tu horario, incluso podéis poner un horario en común que os beneficie a todos.



Encontrar un espacio de trabajo en casa.


No hay otra opción. Si quieres ser productivo, no podrás trabajar en la sala de estar si tu pareja está viendo NETFLIX en la televisión. Consigue un lugar tranquilo y cómodo para tu trabajo. Conviértelo en "tu oficina" para que los miembros de tu familia sepan muy bien cuál es tu espacio de trabajo, debes montar "tu oficina" con todas las herramientas que pueda necesitar (ordenador, impresora, etc.) para que puedas trabajar correctamente.



Toma las medidas necesarias para trabajar a gusto.


Incluso si tienes un horario fijo y un espacio de trabajo para trabajar, no ayudará si tu pareja o tus hijos tocan la puerta cada cinco minutos pidiendo un libro o un juguete. Dile a la familia que respete tu espacio y horario de trabajo, como si siguieras trabajando en la oficina . Y no olvides tomar las medidas necesarias si te distraes de tu trabajo, las mismas que tomarías (o deberías tomar) si estuvieras trabajando en una oficina, como evitar perder el tiempo al estar en ''Facebook'' u otra red social y alejarte de YouTube, esos vídeos graciosos son tu peor enemigo.



Planifica tu trabajo.


Además de tener las condiciones adecuadas para trabajar bien, deberás estar muy organizado con tu trabajo. Escribe las tareas que debes realizar. Algunas técnicas para la organización del trabajo, como la Técnica GTD o para la organización del tiempo, como la Técnica Pomodoro, pueden facilitarle las cosas.


A continuación, mostramos como funciona esta técnica cuyo precursor es Francesco Cirillo:

  1. Elige una tarea para completar.

  2. Ajusta un temporizador a 25 minutos.

  3. Trabaja en la tarea hasta que pasen los 25 minutos.

  4. Toma un pequeño descanso de cinco minutos (esto indica la conclusión de un "pomodoro").

  5. Repite los pasos del 1 al 4.

  6. Después de cada cuatro pomodoros, toma un descanso más extenso, de unos 20 minutos o más.


Establecer objetivos y plazos, ¡y cumplirlos!


Al organizar tu trabajo, establecer objetivos y plazos será fundamental. Si trabajas para una empresa, es probable que te los establezcan, pero, si trabajas como autónomo y no los estableces claramente, es muy probable que el caos y la "dilación" caigan sobre ti.


Ten en cuenta esto, o tu productividad podría verse muy reducida.



Haz pequeños descansos cuando sea necesario.


Tal como lo harías en una oficina, descansa cuando lo necesites. Por supuesto, no lo extiendas más de lo necesario sólo porque estás en casa. Una siesta de 4 horas no es un "pequeño descanso".



Haz deporte.


Trabajar desde casa y pasar el resto del día en casa puede crear fatiga mental. Para evitarlo, será bueno que practiques algún deporte. Hay vídeos tutoriales y Apps, ya no tienes excusa, también será un descanso muy saludable para la mente y el espíritu.



Come sano y en horarios regulares.


Los horarios de comidas son parte de tu día de trabajo, así que establece horarios de comidas y cumple con ellos, será el momento de compartir momentos de calidad con la familia. Y recuerda comer sano, la salud es lo primero y también te ayudará a sentirte mejor.



No olvides tus relaciones sociales.


Hablar sobre el trabajo puede ser divertido e incluso necesario. Si trabajas solo, estoy seguro de que extrañas las relaciones profesionales que generalmente proporciona un trabajo cara a cara. Para llenar este vacío, puedes establecer relaciones sociales vinculadas a tu trabajo. Hay muchas formas de contactar con las personas dentro de tu empresa para comunicarse con ellas cuando las necesite (chats, foros, redes sociales, etc.). Te sentirás menos solo y tendrás conversaciones muy necesarias para intercambiar ideas y continuar aprendiendo, para que progreses en tu trabajo.



Mantén el contacto con tu empresa.


Si teletrabajas para una empresa, no te alejes de ellos e intégrate lo más posible en la dinámica de trabajo. Es probable que tengas compañeros de trabajo y podrás contactar a través de múltiples formas, incluso en tiempo real. No dejes esto a un lado, es importante; te ayudará a estar actualizado e integrado con tu empresa.


Recomendamos tener al menos una videoconferencia al día a primera hora para ver que todos estamos bien y mantener el ánimo frente a la jornada laboral.

Entradas recientes

Solicita más información

Cuéntanos cuál es el reto, tenemos una solución para tu organización.

RRSS

I

I

© 2020 por GFS' Consulting Group

I

i.png
t.png
instagram.png

Teléfono

902-120-567

f.png