• GFS' Consulting Group

¿Sabes para qué existe realmente tu empresa?

El verano va llegando a su fin, empezamos el curso escolar, retomamos horarios y rutinas, estrenamos agenda y, como es habitual, establecemos de nuevo un compromiso personal con nuevos objetivos o con aquellos que nos fijamos en Nochevieja y que han ido quedando por el camino a pesar de que te prometiste a ti mismo que los cumplirías. Cosas como ir al gimnasio, dedicar más tiempo a la familia, aprender sobre innovación… han ido quedando en el olvido sin cumplir, pero ¡no es tarde para llevarlo a la práctica!


Tanto si tus deseos son de ámbito personal como si son de carácter profesional exigen un cambio de tu realidad, es decir un cambio de Mentalidad, si recurrimos al diccionario:


Mentalidad: "El conjunto establecido de actitudes sostenidas por alguien"



Esto ya nos hace definir dos conceptos clave “actitud” y “sostenido”, vaya, que no se trata de una acción de postureo y que además lo tengo que ejecutar durante mucho tiempo… no sé, pero se nos quitan las ganas.


¿Cómo podría hacer frente a estos retos?

  • Pues claramente con la ayuda del Propósito.

¿Realmente puede el Propósito ayudarnos en esto?

  • Por supuesto que sí.

Pero ¿Qué es Propósito?

  • La razón por la cual se hace algo o por la cual existe algo.


El Propósito se enclava en la cúspide de la famosa pirámide de Maslow, ya que se vincula con la necesidad de autorrealización, de estar más a gusto con uno mismo.

El Propósito puede ser definido a nivel personal y a nivel empresarial también.


Si hablamos de negocio, es obvio cómo las marcas que lideran los mercados poseen una clara orientación a Propósito y son las que están cambiando la naturaleza de los negocios tal y como los conocemos hoy en día.



El mundo enfrenta desafíos de todos los tamaños y tipos y, al mismo tiempo, estos desafíos son las mejores oportunidades para crear algo nuevo que no solo resuelve desafíos diarios, sino que también tiene un impacto positivo en el mundo.


Los líderes empresariales con orientación a Propósito ven oportunidades en todas partes, crean valor y ventaja competitiva al competir no solo para ser los mejores del mundo, sino ser los mejores PARA el mundo.



En las organizaciones modernas sumamos una capa sobre la que crecen la misión y la visión, una capa que surge de los valores con los que se creó cada compañía.


En ocasiones hay que esforzarse en ver el Propósito al estar cubierto de demasiadas capas, pero os aseguro que está ahí. Tal vez necesitéis algo de ayuda para encontrar el Propósito de una empresa, sobre todo si existen varios socios o los fundadores ya no están. No consiste sólo en mirar dentro de los valores, de la misión y visión que en demasiadas ocasiones son tan solo palabras de relleno en nuestra web.


El propósito de una compañía debe describir la forma en que las organizaciones imaginan un mundo mejor y les proporciona un camino significativo y poderoso para operar que les permita llevar su impacto a un nivel superior. Para ello debes saber dar respuesta a las cuestiones que configuran el Círculo de Oro:



  • QUÉ: todas las organizaciones del planeta saben a LO que se dedican, venden productos o servicios.

  • CÓMO: algunas organizaciones saben CÓMO lo hacen. Estas son las cosas que los hacen especiales y los distinguen de la competencia.

  • PARA QUÉ: muy pocas organizaciones saben POR QUÉ hacen lo que hacen. No se trata de ganar dinero, ese es el resultado. PARA QUÉ es un propósito, causa o creencia que nos mantiene alineados a todos. Es la verdadera razón de ser de la organización.

Veamos un claro ejemplo, a principios del siglo XX el gran reto era llevar a cabo vuelos tripulados. Por una parte, tenemos a Pierpont Langley el cual parecía tener todos los ingredientes para conseguir el éxito: una vasta formación académica y técnica, el Departamento de Guerra de Estados Unidos lo financió con 50.000 $, con lo que pudo contratar a los mejores físicos del momento, el New York Times hacía un seguimiento constante de su trabajo, aunque por su parte Langley no solía compartir sus proyectos con el equipo, ya que deseaba ser recordado como el inventor del avión autopropulsado.


Por otra parte, los hermanos Wright se financiaban con las ganancias de su tienda de bicicletas y ningún miembro del equipo tenía formación universitaria. El 17 de diciembre de 1903 el equipo de los hermanos Wright consiguió cumplir su objetivo y realizó el primer vuelo de la historia, con una inversión de 1.000 $ producto de aportaciones privadas. Langley en aquel momento tiró la toalla y se retiró dejando todo inacabado, ¿quién lo recuerda hoy en día?


Pero, ¿qué tenían de especial los hermanos Wright? Un PROPÓSITO, el cual les dotaba de la capacidad y habilidad de saber transmitir su motivación y sus ideas al resto del equipo. Carecían de conocimientos de aeronáutica pero los suplían con su motivación y capacidad de sacrificio. Supieron transmitir a los demás sus ideas y hacerlos partícipes manteniendo en su equipo a aquellas personas que estaban dispuestas a trabajar por ellas, no solo por dinero, sino por una convicción mayor, un PARA QUÉ.


El 2020 ha sido declarado año del PROPÓSITO y no ha sido por casualidad.


Reinventar tu organización significa enfocarse a afrontar problemas que no has resuelto aún (y hacer crecer de manera exponencial tu negocio) aunque sea difícil.


De hecho, siempre las mejores oportunidades comerciales son también las que nos brindan mayores desafíos.


La tarea de encontrar el Propósito puede parecer ardua, no solo porque significa innovar y esto siempre me suena a riesgo e implica incertidumbre, sino también porque construir algo nuevo nos convierte en exploradores.


La mayoría de nosotros fuimos educados para evitar fracasos, aprobar exámenes, seguir un camino preestablecido y diseñar y ejecutar un plan lineal que nos consiga el éxito, no para ser pioneros descubriendo nuevas formas de hacer las cosas. Por ello, necesitamos un cambio de mentalidad y nuevas capacidades, por lo que necesitarán formarse para explorar las diferentes herramientas y metodologías que les ayuden en su búsqueda.



Entradas recientes

¿Aprovechas el potencial de tus empleados?

El sistema DIWO te ayuda a conocer y proyectar las fortalezas conductuales de tus colaboradores para que se manejen con éxito en el trabajo.

Descubre en qué áreas pueden desarrollar al máximo su potencial y qué pueden ofrecer.

Consigue que ganen confianza, incrementen su autoestima y bienestar.

Salta sobre seguro, obtén una ventaja competitiva con DIWO.

Solicita más información

Cuéntanos cuál es el reto, tenemos una solución para tu organización.

Contáctanos

Teléfono

902-120-567

RRSS

f.png
youtube.png
t.png
i.png

I

I

I

© 2020 por GFS' Consulting Group