• GFS' Consulting Group

¿Cómo lograr empresas más rentables y amigables? Human Centricity a través del Propósito

Es innegable que toda nuestra comunidad global ha sentido las consecuencias de COVID-19. Los momentos de crisis, en realidad son momentos de la verdad ya que sacan a la luz los defectos y muestran el impacto que esos defectos tienen en nuestras naciones, comunidades y economías.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una campaña para concienciar sobre el coronavirus con el lema “Spread out. Save lives”, “Mantén la distancia. Salva vidas”. En la campaña aparecen cuatro banderas, con los elementos y los colores separados.

Esta imagen es un fiel reflejo de lo que nos está sucediendo. Debemos estar separados de nuestras comunidades ya sean compañeros de trabajo, proveedores, clientes… pero pertenecemos a un ente que debe seguir funcionando.


Afortunadamente, para aquellos que saben dónde buscar, también hay una verdadera oportunidad en la crisis en la que nos encontramos actualmente.


“Estamos todos juntos en esto” o “saldremos más fuertes” son frases que se han usado en todo, desde firmas de correo electrónico hasta campañas de marca o discursos políticos.



La "nueva normalidad" NO existe


Las tendencias tradicionales y los conocimientos acumulados hasta ahora solían guiar nuestra toma de decisiones, pero ya no se pueden aplicar como antes, especialmente en un entorno donde las demandas de los clientes y las condiciones del mercado son fugaces y cambian rápidamente.


Vivimos en un entorno donde casi el 90% de los clientes solo compran a compañías en las que confían, y el 80% dice que prefiere comprar a compañías que escuchan los comentarios de los clientes y donde los trabajadores actúan en consecuencia.


¿Cómo podemos hacer que dejen de ser simples slogans y se conviertan en realidades?



Nuestro sentido de Propósito


A nivel personal, la crisis nos ha recordado el profundo valor de las relaciones humanas. Habíamos dado por sentado cosas tan simples como poder reunirnos con amigos, familiares o colegas, lo que ahora se considera un privilegio. Es ahora, cuando la capacidad de conectarse con los demás ha disminuido, cuando consideramos el sentimiento de pertenencia como un factor crítico de éxito.


En pocas palabras, una crisis hace que las verdades tanto buenas como malas, afloren a la superficie, y creo que nos está dando una imagen clara de lo que es realmente importante en una sociedad, lo que realmente nos impulsa, lo que nos hace resistentes y productivos, incluso a pesar de estar pasando por dificultades extraordinarias.



¿Qué es Human Centricity o centralidad humana?


La centralidad humana significa crear una asociación con las personas que trabajan o se relacionan con nuestra organización. Es un equilibrio entre dar y recibir, escuchar y exigir. También es una cuestión de tomar decisiones cuando se trata de encontrar el equilibrio entre las personas y los resultados. La base de todo esto es la intención de los líderes de la empresa de atender al lado humano de la empresa.


Al adoptar un enfoque más centrado en las personas, las empresas pueden seguir siendo ágiles en un mundo moderno impredecible.



¿Qué me aporta Human Centricity?


Se podría decir que “ser humano” es la única forma válida de hacer negocios, porque la otra alternativa es horrible, significaría hacer negocios pasando por encima de todos. Centrarse en las personas permite a las empresas agregar valor a la vida de las mismas.


En este punto, podías preguntarte, ¿Cómo se relaciona esto con el mundo empresarial, los recursos humanos y la gestión del Propósito? En el informe de Telefónica de 2020 sobre Tendencias mundiales del capital humano, vemos que la experiencia de los empleados está evolucionando hacia la experiencia humana. Según estudios, las empresas con una clara orientación a Propósito obtienen un beneficio un 10% mayor que las organizaciones donde es mala o inexistente. Los factores más importantes son hacer que el trabajo sea significativo y dar a las personas un sentido de pertenencia, confianza y relaciones.



El cambio humano


Los cambios fundamentales en el panorama empresarial están impulsando la necesidad de un enfoque diferente para la estrategia actual. El cambio más importante es el ritmo de la disrupción actual. El impacto de las nuevas tecnologías, los nuevos modelos de negocio exponenciales y la necesidad de innovar continuamente hace que sea difícil para los líderes empresariales determinar cómo optimizar sus recursos e inversiones financieros, tecnológicos y de talento.


Por suerte, ya existen organizaciones que saben combinar ingresos, crecimiento y obtención de ganancias con la necesidad de respetar y apoyar su entorno. Las presiones actuales están impulsando la concienciación de otras muchas que ya están pivotando y orientándose de manera clara hacia Human Centricity, ya que les están obligando a reinventarse alrededor de un enfoque humano, y entre sus puntos de referencia para la reinvención, encontramos principios de diseño como equidad, transparencia, relaciones personales y como elemento clave Propósito.



¿Por dónde debo empezar?


Obviamente por definir el Propósito empresarial. Si aún viven los fundadores, ellos deben marcar la pauta, en caso contrario, los máximos responsables de la compañía deben hacer un ejercicio de introspección y análisis para definir, en primer lugar, los valores que posee la empresa, estimulando, por ejemplo, el diálogo sobre los factores diferenciadores entre lo que hace que un buen día y un mal día en la empresa.



Para ello, pueden emplear el MTP Canvas o Lienzo de Propósito.


Se debe estar abierto a ampliar el alcance para incluir factores de éxito que han sido fundamentales para ayudar a los colegas a sobrellevar sus vidas personales en tiempos difíciles.


Paralelamente, tenemos que aprovechar la oportunidad para analizar la cultura de nuestra organización y la estructura del proceso interno a la luz de los principios descritos en el lienzo de Propósito arriba indicado.


Comienza preguntándote: ¿nuestros empleados pueden ver cómo su trabajo encaja en el panorama general? ¿Entienden los empleados qué hay detrás de las decisiones que se toman? ¿Se refleja esto en los objetivos individuales, los KPIs y las evaluaciones de desempeño? ¿Tienes una cultura de retroalimentación y gerentes que cumplen con estos valores? ¿Los empleados pueden plantear preocupaciones y nuevas ideas de forma activa? ¿Se nutren el intercambio de conocimientos, la confianza y los valores corporativos?


Si puede responder a cada una de estas preguntas de manera completa y positiva, es probable que esté trabajando para una organización que comprende el valor de la centralidad humana y del Propósito.


En caso contrario, debería dar el primer paso hacia el Propósito y cambiar así el rumbo de su compañía.


Imagen1.png

Entradas recientes

Para diferenciarte de tu competencia debes INNOVAR

¿No sabes cómo?

Descubre nuestra Agencia de Innovación

y ASEGURA el FUTURO de tu Compañía.

Imagen3.png
Estuidea-contacto_edited.jpg